Backwaren Gourmet - Pa amb oli

El auténtico pa amb oli comienza con el tomate, sigue con el aceite y termina con la sal

Un buen pa amb oli se hace restregando primero el tomate, siguiendo con el aceite y terminando con una pizca de sal. Así lo confirman la mayoría de usuarios que habéis participado en el concurso que desde Backwaren Gourmet hemos lanzado en las redes sociales.

Un 43% de los participantes apostáis por la fórmula tomate+aceite+sal, seguidos del 20% que preferís la fórmula tomate+sal+aceite. Como residuales quedan los que se preparáis el pa amb oli comenzando por la sal o quienes empiezan por poner el aceite.

En el concurso impulsado por Backwaren Gourmet habéis participado con vuestros comentarios más de 80 personas. La polémica se ha visto reflejada en un vídeo en el que comparten mesa dos amigas -representadas por las actrices Clara Ingold y Aina Zuazaga. Como suele ocurrir entre la mayoría de los isleños, cada una tenía su fórmula y la defendía como si fuera la única. Aina pone primero el tomate, después el aceite y acaba con la sal. Clara, en cambio, empieza por el aceite, sigue con la sal y termina restregando el tomate.

 

Al final los dos pa amb oli están igual de buenos. Si el producto es de calidad, la habilidad depende de cada uno. La fórmula de Aina la aplauden sólo el 6% de los participantes, es decir, aceite+sal+tomate; el 8% son de aceite+tomate+sal; el 5%, de sal+aceite+tomate y el 3%, de sal+tomate+ aceite.

De los participantes en nuestro concurso Backwaren Gourmet extraemos también varias conclusiones

El tomate, tiene que ser de ramellet.
El aceite, de oliva virgen.
El pan, si está ligeramente tostado, mejor.
Y muchos añadís a la fórmula un diente de ajo restregado.
Sobre el pan, queso mahonés, jamón serrano, camaiot...
Y como acompañamiento ganan las aceitunas, trencades o pansides, pero también hay quien recomienda verduras a la plancha o sepia.

La ganadora del concurso, que se lleva a casa una cesta de productos Backwaren Gourmet, prepara el pa amb oli con pan moreno tostado, ajo, tomate de ramallet, aceite de oliva virgen y sal de cocó.

Cocineros participantes

En la campaña también participan varios cocineros que se han atrevido a preparar el pa amb oli de diferentes maneras y con panes distintos.

Pep Socies, del restaurante Bri, ha sido el más tradicional preparando un pa amb oli con pan moreno, tomate, aceite de oliva virgen (repartido con el dedo), sal, queso de Mahón, botifarra de Sa Pobla y aceitunas de Felanitx de acompañamiento.

 

Víctor García, del restaurante La Fortaleza de Cap Rocat, ha preparado el pa amb oli con un pan de cristal. Ha empezado restregando el tomate, ha seguido con el aceite y la sal, ha añadido rodajas de tomate cubriendo toda la base y bacalao ahumado, con pimentón tap de cortí, puré de olivas negras, unas hojtas de rúcula y unos alcaparrones.

 

Pep Vanrell, de Arabay Coffee, ha preparado un pa amb oli capresse con pan alemán champagner-kruste. Ha empezado fregando el tomate, ha añadido aceite en abundancia y ha repartido por el pan unas rodajas de tomate y queso tierno. Añade la sal, tomate seco con aceite y una mezcla con albahaca, ajo y aceite, orégano y aceitunas mallorquinas con pimientos de tap de cortí encurtidos.

 

Miquel Àngel Coll, chef formador de Backwaren Gourmet, ha utilizado un pan mediterráneo de aceitunas verdes para su pa amb oli. Él empieza por el aceite, sigue con el tomate (en esta ocasión ya rallado para aprovecharlo todo) y añade unos toques de albahaca, alcaparrones y unos trocitos de tomate cherry. La guinda, las escamas de sal para potenciar todos los sabores.

 

Y tú, ¿cómo preparas el pa amb oli?