COMO MONTAR UN POSTRE

El montage de un postre puede ser simértrico o asimétrico. El montagre simétrico es el más tradional y más sencillo. Consiste en dividir el plato en dos partes iguales y repartir la misma cantidad de ingredientes en cada lado. En cambio, en el montage asimétrico no existe el equilibrio, ya que no se busca la igualdad en ambas partes. Hoy en dia el montage asimétrico es tendencia en cualquier formato que se jacte de vanguardista.- 

Siguiendo cualquiera de estos dos sistemas siempre podremos recurrir a un montage más tradicional y a otro no tanto. A qué nos referimos cuando decimos esto? muy fácil. En el momento del montage de un postre podremos acudir a una metodologia más tradicional, como los postres de menus o banquetes, los cuales son de corte sencillo utilizando pocos elementos. Un ejemplo de ellos seria el típico postre de toda la vida, un trozo de tarta y una bola de helado, combinación muy común. En cambio si apostamos por la creatividad entramos en un universo de colores, sabores, texturas, ingredientes. Y, como no, la versatilidad de las vajillas con sus platos de diferentes formas: cuadradas, las cuales favorecen el montage más sofisticado, como el lineal, donde predominan rayas y puntos; y las formas ovaladas que permiten el fusionamiento de los ingredientes de forma vertical. Es decir, partiendo del centro incorporando elementos uno encima de otro. 

 

Actualmente las decoraciones usadas en la pasteleria tienden a ser a base de chocolate, azucar o crujiente de masa. Todo ello acompañado de elementos frutales, flores o plantas aromáticas. Siempre teniendo en cuenta que todo debe de ser comestible. 

Renovarse o morir. Tú tienes la posibilidad de renovar tu carta de postres, solo necesita de tú imaginación y, como no, de nuestros postres, porqué tú tienes la habilidad y nosotros el procucto. 

 

 

 

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. OK | Más información aquí