PAN CON SEMILLAS O SEMILLAS CON PAN

Semillas, semillas y más semillas es lo que contiene este singular pan, "el CHAMPAGNER-KRUSTE". Entonces, ¿Pan con semillas o semillas con pan?, este es el dilema.

Para los amantes del pan, sin duda, éste es todo un reto. Sus semillas revisten al pan confiriéndole un abrigo de corteza crujiente, que al corte muestra una miga esponjosa con todo un sinfín de semillas multicereales, aportándole un sabor tan característico que, sin duda, sorprende al paladar más exigente. Hoy, que tanto se habla sobre la calidad del pan, podemos asegurar que éste no tiene rival. Un pan elaborado a partir de masa madre natural con un proceso de larga fermentación y con el factor añadido de su gran cantidad de semillas, cosa que hace que conserve todo su sabor y frescor los días siguientes a su elaboración. Todo ello da como resultado un pan consistente y con un gran aporte vitamínico, y un plus extra de fibra. Observad la foto que acompaña este post y fijaros en el frasco que aparece al lado del pan. Algunos pensaran que son las semillas que contiene este pan. No irán mal encaminados porque verdaderamente son las diferentes semillas que forman parte de él. Pero lo más característico no son su diversidad de semillas sino su cantidad, cantidad excepcional.

En una época en la cual nos bombardean con todo tipo de información sobre el papel de los cereales en la dieta debemos seguir insistiendo en que los hidratos de carbono han sido, son y serán la base de nuestra alimentación. De ahí la importancia de elaborar un pan de calidad, un pan saludable.

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. OK | Más información aquí